¿Que debo hacer para tener una tienda online? ¿Cómo empiezo a vender mis productos en línea? ¿Cuanto gasto voy a tener en mi ecommerce? ¿Es fácil crear mi negocio en la red?

Todas estas preguntas y muchas más nos las hemos hecho todos los emprendedores digitales antes de lanzarnos a crear una tienda en línea ya sea para levantar un nuevo negocio o para dar visibilidad en la red a un negocio físico existente.

mujer trabajando ordenador

Empezar un negocio, ya sea virtual o físico, puede ser aterrador para muchas personas no experienciadas. Pero no hay que tener miedo, ya que lo peor que podemos hacer es bloquearnos y no avanzar. Por eso en Ecwid se ofrece la posibilidad de empezar con una tienda online totalmente gratis (Dominio gratis, hosting gratis, gestor de contenidos gratis…) para que no tengas miedo a gastar dinero y a fallar en el intento.

La versión gratis de la plataforma online es para seimpre, con lo que solo tu decidirás cuando estás preparado para pasar al siguiente nivel, sin presión, sin suscripción ni permanencia obligatoria. Así que puedes estar tranquilo, y si no sabes por dónde empezar, aquí te dejamos unos sencillos pasos para que puedas planificar tu proyecto de e-commerce.

¡No hay excusa para no intentarlo! Te lo ponemos super-fácil, tan solo lee los pasos al mismo tiempo que los haces 🙂

Primero, necesitas saber si vale la pena implementar tu idea. No hay nada peor que llegar al final del lanzamiento de tu tienda, solo para descubrir que, por una razón u otra, tu idea simplemente no va a funcionar. Entonces, para responder a esta pregunta, necesitarás escribir lo que se llama un «plan de negocio.» Como primer paso fundamental en tu viaje al comercio electrónico, apresurarse no es una gran idea. El plan de negocios requiere tiempo y atención a los detalles, pero el resultado es un plan accionable que podría ahorrarte mucho tiempo, dinero y dolores de cabeza por el camino. Así que tómate el tiempo para escribir un buen plan al principio.

En muchos paises, para abrir tu negocio online, al igual que para abrir un negocio físico (Como una tienda abierta al público) las leyes te requerirán que estés de alta como empresa, pequeño negocio, o como autoempleado si eres una sola persona (Autónomo). Si en tu país es as así (Por ejemplo; en España es obligatorio) deberías legalizar tu situación para no llevarte sorpresas con las recaudaciones de impuestos o las posibes sanciones que los organismos gubernamentales pueden imponer.

La contabilidad requiere un buen mantenimiento de registros y un flujo documentado de fondos dentro y fuera de su negocio. Entonces, establecer una empresa separada cuenta bancaria es el primer paso hacia una contabilidad sin problemas para su pequeños negocios. No solo hace que sea mucho más fácil realizar un seguimiento de sus gastos relacionados con el negocio, pero si es una entidad comercial que no sea una empresa unipersonal (corporación, sociedad, etc.) también es legalmente requerido para tener una cuenta bancaria comercial.

Para cuando abras tu tienda, deberás haber encontrado varios proveedores confiables para tus productos. Los proveedores son tu primera línea de defensa para mantener el inventario, cumplir con las expectativas de tus clientes, y mantener tu negocio funcionando sin problemas. Incluso el retraso más pequeño mientras un producto está agotado pone en riesgo la pérdida de clientes. Cuando firmes acuerdos con tus proveedores asegúrate de leer los contratos cuidadosamente para asegurarte de que estás de acuerdo con todas las condiciones de suministro. Te ahorrará mucho tiempo, dinero y perdida de sueño.


Para decidir cómo entregarás los productos, necesitarás responder estas preguntas:

cómo elegir una estrategia de envío,

cómo organizar una recogida

cómo redactar una política de devolución

¿Vas a enviar tus productos con servicios postales, de paquetería o una empresa de transportes?

¿Vas a realizar envíos a nivel nacional, mundial o solo en tu región?

¿Cuánto va a costar la entrega?

¿Ofrecerás recogida en tienda?

¿Es posible devolver tus productos? Cual es tu politica de devoluciones?

¿Qué opciones de pago habilitarás para tus clientes? Tarjetas de crédito, sistemas de pago electrónico, efectivo, cheques, giros postales, transferencias bancarias … Cuantas más opciones ofrezcas, más probable es que los compradores completen sus compras. La comodidad es clave para tus clientes. Pero piensa en lo mejor para ti también: compara tarifas de transacción, simplicidad de reembolsos, soporte, y cualquier otra característica clave que te ayude a tomar una buena decisión.

Puedes vender cosas en línea sin comprar un nombre de dominio. Y con Ecwid, es realmente fácil. Si planeas hacer crecer tu marca, sin embargo, es una buena idea saber al menos lo que está disponible y cuánto va a costar en el futuro. Pero, por supuesto, la mejor manera de proteger tu marca es seguir adelante y comprar tu dominio mientras esté disponible. Los dominios son generalmente muy asequibles, y poseer tu propio dominio protegerá tus derechos de autor y marcas comerciales, crea conocimiento de la marca y aumente su búsqueda en los motóres de búsqueda. Si pospones la obtención de un nombre de dominio para más adelante, ahorrarás algo de dinero, pero tus competidores también podrían comprarlo mientras esperas. Un buen dominio te costará unos pocos dólares o euros, suelen estar entre 5 a 70 $/€ al año.


Si te tomaste el tiempo adecuado para escribir un buen plan de negocios, ya habrás calculado tu facturación proyectada. Ahora es hora de abastecerse. Y no escatimes, no quieres que te atrape una avalancha de compradores ansiosos y no tener nada que vender. Si fabricas productos tu mismo, abastécete de materiales. En los primeros días, probablemente puedas conseguirlo guardando tus materiales en casa. Pero una vez que aumenten las ventas, es posible que consideres disponer de un buen lugar de almacen.


Antes de que un cliente agregue un producto a tu carrito o incluso lea su descripción, este siempre miraré las fotos del producto. La foto del producto es lo que le dice a tu cliente si vale la pena investigar tu producto o no más lejos. La foto del producto es un paso fundamental en el proceso de descubrimiento. Permite a tus clientes saber de un vistazo si un artículo vale la pena o no. Para crear imágenes que cierren más ventas, deberás hacer algunas cosas: toma fotos bonitas, elige el fondo adecuado para evitar distraciones y que tu producto destaque, y optimiza las imágenes para que carguen rápido en la web.

Lleva las imágenes de tus productos un paso más allá con la fotografía de productos en 360º. Si vendes productos que a los clientes les gusta ver en detalle (ropa, hogar decoración, bisutería, etc.), prueba imágenes en 360º para dar a tus clientes una completa visión de tus productos. Necesitarás una buena cámara y editar las imágenes, pero valdrá la penala recompensa.


Escribir el nombre de un producto no es suficiente. Tus clientes no pueden tocar tus productos, por lo que depende de la descripción del producto que termines de convencerlos para comprarlo. ¿En que consiste? ¿Cómo se siente? ¿Qué características tiene que lo hacen increíble? Necesitas explicar por qué tu producto es excelente y lo que es más importante, por qué tus clientes deberían elegirlo en lugar de irse a tu competencia. Si vendes ropa, describe el material, el cuidado de la prenda, cómo elegir el tamaño correcto. Explicales cómo usar tu ropa y recomienda accesorios y otros productos para combinar. Y es importante que escribas tus propias descripciones; puedes buscar inspiración, pero no copies contenido de otros sitios. Las buenas descripciones de productos también contienen palabras clave y frases que es probable que tus clientes busquen en motores de búsqueda populares como Google.


Cuanto mejor sea tu servicio al cliente, más rápido obtendrás clientes leales, atraerás nuevos compradores y aplastarás a la competencia. Planifica con anticipación cómo responderás a las preguntas de los clientes, como por ejemplo; explicar las condiciones de compra o tratar con compradores insatisfechos. ¿Enviarás correos electrónicos? ¿Usar menssenger?¿Whatsapp? ¿Crearás un chat en vivo? Escoge una opción que sea sostenible y te permita abordar las necesidades del cliente rápida y eficientemente.

Antes de lanzar tu tienda, asegúrate de haber creado perfiles en redes soaciales. Estos son una gran fuente de tráfico y lanzan la curiosidad y la captación de futuros clientes antes de que tu sitio entre en funcionamiento. No es necesario que estés en todas las plataformas. Solo elige el las redes sociales que usa tu público objetivo, luego crea páginas de negocios para promocionarlas. Publica noticias sobre tu empresa, comparte imágenes de productos y anuncia la apertura de tu nueva tienda en línea. Si tienes una base de clientes potencial, puedes anunciar el pedido anticipado. ¿Quieres generar algo de interés adicional? Lanza un concurso o un sorteo que genere compromiso en torno a tu marca.


¿Ofreces pedidos anticipados para tus productos? Decidiste crear una nuevo canal de venta para tus clientes? Quizás tengas algunos correos electrónicos de personas que estaban interesados ​​en tus productos y prometiste hacerles saber cuándo abrirás tu tienda. Los boletines informativos son herramientas de marketing maravillosas porque son rápidos, baratos y han demostrado que llegan de forma eficaz a tu público objetivo. Y tampoco te limites a un solo boletín. Mantenlo regular: comunícate con los clientes, comparte información útil y anúncia los nuevos productos. Mantente conectado con tu audiencia, y simplemente captúralos cuando estén listos para comprar.


¿Cómo anuncia una tienda física una gran inauguración? Globos de colores, música fuerte, regalos para sus primeros clientes, colchonetas para los niños… Bueno, puedes hacer que el lanzamiento de tu tienda en línea sea igualmente trascendental. Anuncia el lanzamiento de tu tienda en las redes sociales y en tu boletin informativo; Prepare regalos para sus primeros clientes, organiza un concurso o un sorteo para entusiasmar a la gente. Incluso puedes organizar una pequeña fiesta de lanzamiento sin conexión. Organiza un evento en un café o un lugar que sea popular entre tu público objetivo. O considera presentar tus productos en una conferencia, exposición, feria o festival.

Con Ecwid, puedes crear una tienda en línea desde cero o agregar rápidamente uno a un sitio existente o página de redes sociales. Puedes hacerlo todo en solo un par de horas con Ecwid sin ninguna experiencia en programación o diseño. Luego, llena tu tienda con todo el contenido increíble que has preparado: sube imágenes, agrega las descripciones de tus productos, selecciona tus opciones de pago, y elige tus métodos de envío. Cuando hayas terminado, estarás listo para tener una tienda en línea en pleno funcionamiento que esté lista para aceptar sus primeros clientes.

Ya estás preparado para emprender tu aventura de crear una tienda online.

¡Dale clic a la imágen siguiente y regístrate rapidamente en Ecwid para empezar!

Ecwid